#VALUE! #VALUE! Sari la conținut

Diabetes Y Complementos alimenticios: Impacto, Beneficios y Uso Seguro

Content Team

|

|

9 min

La diabetes es una condición de salud compleja y desafiante que afecta a millones de personas en todo el mundo. En la búsqueda de opciones complementarias para mejorar la calidad de vida de quienes viven con esta enfermedad, los complementos alimenticios se han convertido en un tema de interés creciente.


En este artículo, exploraremos la relación entre diabetes y complementos alimenticios. Revisaremos cómo estos complementos pueden desempeñar un papel importante como apoyo adicional al tratamiento médico convencional. 


Para ello, analizaremos detenidamente su potencial para contribuir al manejo de la diabetes, resaltando la importancia de su uso junto con la medicación prescrita y bajo la supervisión de profesionales de la salud.

¿Qué son los Complementos Alimenticios?

Los complementos alimenticios o suplementos nutricionales son productos diseñados para complementar la dieta y proporcionar nutrientes adicionales. Se diferencian de los medicamentos en su enfoque hacia la salud preventiva y su empleo como apoyo nutricional. Por tanto, su propósito no está orientado a tratar o prevenir enfermedades en personas ni a alterar funciones fisiológicas.


De acuerdo a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), los complementos alimenticios se definen conforme a la Directiva 2002/46/CE del Parlamento Europeo. Estos productos son alimentos cuya finalidad es complementar la dieta habitual. Están constituidos por concentrados de nutrientes o sustancias que ofrecen un efecto nutricional o fisiológico, ya sea de manera simple o combinada. Se comercializan en formas dosificadas como cápsulas, pastillas, tabletas, píldoras, así como en presentaciones de polvos en bolsitas, líquidos en ampollas o botellas con cuentagotas. Deben ser ingeridos en cantidades unitarias reducidas.


Cabe destacar, que a menudo llamamos indistintamente suplementos alimenticios a los complementos alimenticios. Posiblemente, es debido a la influencia del inglés, food supplement. Sin embargo, según la AECOSAN, el concepto adecuado es “complemento alimenticio”. En España llamarlos suplementos alimenticios es erróneo. No obstante, durante el artículo utilizamos los dos términos debido a la extensa utilización de la palabra “suplemento”. Con ello, la idea es facilitar el entendimiento de los conceptos.

Diferentes Tipos de Complementos Alimenticios

Los complementos alimenticios pueden contener vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos esenciales y otros elementos. A pesar de ello, solo se pueden utilizar ciertas vitaminas y minerales que se listan en la Directiva.


Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), los suplementos más frecuentes incluyen:


  • Vitaminas, tales como multivitaminas o vitaminas individuales como la vitamina D y la biotina.
  • Minerales, como el calcio, el magnesio y el hierro.
  • Productos botánicos o hierbas, como la equinácea y el jengibre.
  • Compuestos botánicos, entre ellos la cafeína y la curcumina.
  • Aminoácidos, como el triptófano y la glutamina.
  • Microbios vivos, comúnmente conocidos como “probióticos”.

Requisitos de los Complementos Alimenticios

Mandarinas y pastillas sobre un fondo azul plano
Mandarinas y pastillas sobre un fondo azul plano. Fuente de la imagen.

La empresa que quiere comercializar el complemento alimenticio en España, debe notificarlo antes a las autoridades competentes. Al hacerlo, se proporciona el etiquetado del producto.


Un requisito importante a considerar, es que estos complementos no pueden dar a entender que una dieta equilibrada sea insuficiente. Si no que es fundamental comprender que los suplementos no pueden reemplazar una dieta equilibrada.


Una alimentación variada, y que incluya una amplia gama de frutas y verduras, puede proporcionar todos los nutrientes esenciales, como vitaminas y minerales, que el organismo necesita.


Otro requisito relevante que deben cumplir los complementos alimenticios, es el hecho de no poder afirmar tener propiedades curativas.


Además, para asegurar el uso seguro de los complementos, se deben establecer niveles máximos de ciertos nutrientes.


Por tanto, el etiquetado debe incluir:


  • Denominación de “complemento alimenticio”
  • Modo de empleo
  • Denominación de los nutrientes
  • Dosis diaria recomendada
  • Cantidad neta
  • Fecha de caducidad
  • Lote
  • Condiciones de conservación
  • Nombre de la empresa responsable
  • Lista de ingredientes
  • Advertencia sobre la dosis máxima
  • Indicación de no sustituir una dieta equilibrada
  • Mantener fuera del alcance de los niños

Regulación de los Complementos Alimenticios

Los complementos alimenticios no requieren una autorización específica para su venta, pero las empresas deben notificar su lanzamiento a las autoridades en España. Las empresas o personas que los venden son responsables de asegurar su seguridad y cumplir con las regulaciones.

En España, se les llama legalmente “complementos alimenticios”. 


Su comercialización está regulada por decretos específicos como el Real Decreto 1487/2009. En este ámbito, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) controla y regula los aspectos específicos de la seguridad alimentaria y la nutrición en España. A nivel europeo, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) juega un papel importante en la evaluación de la seguridad de estos productos.


AECOSAN y EFSA son dos entidades que desempeñan roles distintos en el ámbito de los complementos alimenticios:


  • AECOSAN tiene la responsabilidad de controlar y regular los aspectos específicos de la seguridad alimentaria y la nutrición en España, incluyendo la regulación y control de los complementos alimenticios a nivel nacional.
  • EFSA evalúa la seguridad de los alimentos, incluyendo los complementos alimenticios, a nivel de la UE. Proporciona orientación científica y realiza evaluaciones de riesgos para ayudar en la toma de decisiones de políticas alimentarias por parte de la Comisión Europea y los Estados miembros.

Diabetes y Complementos Alimenticios: Descubre los Beneficios

Una vez entendido qué son los suplementos nutricionales y sus requisitos, vamos a adentrarnos en los beneficios de la relación entre diabetes y complementos alimenticios.


Existe una extensa bibliografía científica que analiza los posibles beneficios de los complementos alimenticios en las personas con diabetes. Ya adelantamos, que de entrada, hay información controvertida y son necesarios más estudios. Además, debemos tener presente que en caso de administrar algún complemento, este debe ser una adición a la medicación prescrita por el médico. Y precisamente por este motivo, es muy relevante consultarlo con tu profesional de la salud, ya que se ha visto que puede haber interacciones.


Dicho esto, basándonos en la revisión de la literatura, hay complementos que tienen una evidencia más sustentada sobre el impacto en la diabetes. En concreto, podrían aportar los siguientes beneficios:


  • Controlar los niveles de glucosa en sangre
  • Mejorar la sensibilidad a la insulina
  • Promover la salud cardiovascular en personas con diabetes

Complementos Alimenticios Populares para Personas con Diabetes

Pastillas de vitaminas organizado
Pastillas de vitaminas organizado. Fuente de la imagen.

La elección de suplementos puede ser crucial para alcanzar el aporte diario recomendado de vitaminas y minerales o para abordar las complicaciones asociadas a la diabetes. Sin embargo, es fundamental considerar posibles interacciones con medicamentos, información contradictoria y problemas de seguridad.


En el caso de tener una deficiencia de vitaminas, sí podría serte útil un complemento alimenticio. Por ejemplo, según la Asociación Estadounidense de Diabetes (ADA), en Estados Unidos, las deficiencias más comunes son de vitaminas D y B12, calcio y hierro. Sin embargo, la única forma de saber si tienes deficiencia es mediante análisis de sangre. 


En el caso de experimentar síntomas y considerar que te podría ir bien un suplemento, consulta a tu médico antes de intentar solucionar el problema por tu cuenta.

16 complementos alimenticios y sus evidencias científicas para pacientes con Diabetes:

A continuación listamos 16 complementos alimenticios con sus beneficios y diferentes grados de evidencias relacionadas con la diabetes:

1. Cromo

Puede aumentar la sensibilidad a la insulina y reducir los niveles de glucosa en sangre. Es útil en casos de deficiencia, pero debe evitarse en presencia de enfermedad renal o hepática.

2. Vitamina E y la hierba de San Juan

Pueden tener interacciones peligrosas con anticoagulantes. La vitamina E es un poderoso antioxidante que puede ayudar a proteger el cuerpo contra daños causados por los radicales libres. 


Esto podría tener efectos en cómo el cuerpo utiliza la insulina para manejar el azúcar. También se cree que la vitamina E podría afectar cómo se procesa el azúcar en el cuerpo, aunque todavía no hay suficientes datos que lo detallen.

3. Niacina o vitamina B3

Puede aumentar los niveles de glucosa en ayunas y no hay evidencia de beneficios en la reducción del riesgo cardiovascular.

4. Vitamina B12

Puede ser necesaria para personas con diabetes tipo 2 que toman metformina.

5. Vitaminas C y E

Los estudios no han demostrado que ayuda a prevenir la diabetes ni sus complicaciones.

6. Vitamina D

Un estudio reciente sobre vitamina D en personas con prediabetes encontró que su consumo redujo el riesgo de diabetes en un 15% en tres años. Mantener niveles altos de vitamina D redujo el riesgo hasta un 76%.


Aunque aumentó la probabilidad de niveles normales de glucosa, estos resultados son específicos para personas con prediabetes y no aplican a la población en general. Se necesita más investigación sobre la vitamina D.

7. Ácido alfa-lipoico

Puede reducir los niveles de glucosa en ayunas y mejorar la sensibilidad a la insulina en la diabetes tipo 2, pero no reduce significativamente la hemoglobina A1C. 


Actúa como un antioxidante, pudiendo presentar efectos beneficiosos para la neuropatía periférica. Tiene efectos secundarios leves como malestar gastrointestinal, erupciones y dolor de cabeza.

8. Berberina

Puede disminuir los niveles de glucosa en sangre y A1C en la diabetes tipo 2. Debe evitarse durante el embarazo y puede interactuar con medicamentos.

9. Melón amargo

Resultados contradictorios en estudios pequeños sobre su eficacia para reducir la glucosa en ayunas y A1C en la diabetes tipo 2. Puede causar malestar gastrointestinal.

10. Canela

Puede reducir la glucosa en sangre. Debe usarse con moderación debido a posibles efectos secundarios como aumento del riesgo de sangrado y daño hepático.

11. Alholva o Fenogreco

Puede disminuir la glucosa en ayunas y A1C en la diabetes tipo 2. Se sugiere que ayuda a reducir la glucosa debido a su contenido en fibra. Puede causar malestar gastrointestinal y debe evitarse en mujeres embarazadas.

12. Semillas de lino

Pueden reducir la resistencia a la insulina. Se deben tener precaución en pacientes con cáncer de mama receptor de estrógenos positivos.

13. Ginseng

Puede reducir la glucosa en sangre, pero debe evitarse en personas que toman warfarina.

14. Gymnema

Puede disminuir la glucosa en sangre y A1C en la diabetes tipo 2 al aumentar la secreción de insulina. En casos raros puede causar hepatitis inducida por medicamentos.

15. Nopal, Higo de Indias o Higo chumbo

Se ha estudiado para reducir la glucosa en sangre, pero aún se necesita más investigación para confirmar su efectividad a largo plazo.

16. Omega-3

A pesar de las creencias sobre los beneficios de los suplementos de omega-3 en la diabetes, con la evidencia actual, no parecen mejorar el control del azúcar en sangre.


Estos suplementos se han estudiado para su uso en la diabetes, pero muchos tienen datos limitados sobre su eficacia y riesgos potenciales. Es fundamental que los profesionales de la salud evalúen las interacciones medicamentosas cuando los pacientes informan sobre el empleo de estos complementos.

Diabetes y Complementos Alimenticios: Consideraciones a tener en cuenta

Doctor presentando tratamiento de recuperación
Doctor presentando tratamiento de recuperación. Fuente de la imagen.

Con base a lo que nos indica la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), antes de tomar un complemento alimenticio deberíamos valorar si realmente necesitamos tomarlo. Asimismo, se resalta que es importante tomar los complementos alimenticios siguiendo las dosis diarias recomendadas indicadas en el etiquetado del producto. Estas dosis no deben ser sobrepasadas.


Como ya hemos comentado, es fundamental consultar a un profesional de la salud antes de iniciar cualquier suplemento. Existen posibles interacciones con medicamentos para la diabetes, por lo que la orientación médica es vital. Que sea un producto natural, no significa que sea seguro.


Además, es esencial identificar aquellos complementos alimenticios que son confiables y de alta calidad. Para ello, elige marcas reconocidas con sellos de calidad y etiquetados detallados. Y siempre consúltalo con tu profesional de la salud antes de consumirlos.


Ten presente que los complementos alimenticios no previenen, tratan o curan una enfermedad. Si un complemento promete resultados milagrosos, desconfía.

Conclusiones

En resumen, la relación entre la diabetes y los complementos alimenticios es un tema en constante estudio y debate. Estos suplementos, diseñados para complementar la dieta, han generado interés como posible apoyo en el manejo de la diabetes, pero su uso debe ser abordado con precaución y bajo la supervisión de profesionales de la salud.


Aunque algunos complementos han mostrado posibles beneficios, es crucial tener en cuenta que no están destinados a reemplazar la medicación ni a tratar la enfermedad por sí solos. La consulta médica es esencial antes de incorporar cualquier suplemento, ya que pueden interactuar con medicamentos prescritos, alterar los niveles de glucosa en sangre y presentar riesgos para la salud.


En última instancia, la clave radica en mantener una dieta equilibrada y consultar siempre con profesionales de la salud antes de considerar la inclusión de complementos alimenticios como parte de un enfoque integral para el manejo de la diabetes.

Coșul dvs

Coșul tău este momentan gol